26 noviembre 2015

Scones, receta tradicional

Estos afamados dulces, cuya procedencia es Escocia, y su fama va ligada a el mítico y emblemático té de las cinco de la tarde en Gran Bretaña, la verdad es que a mi me saben a dulce nostalgia, a juego de niñas, a mis primeros pinitos en la cocina, me sabe a Buenos Aires, al patio de mi casa, a mi abuela, a mi tía y mi madre, me sabe  mate, a cualquier día, a cualquier hora que sea y en buena compañía.
Particularmente me gustan solos, pero se pueden acompañar de distintas maneras dependiendo del lugar donde se elaboren, por ejemplo en mi casa les gusta abierto al medio con dulce de leche y espolvoreados con azúcar glacé.
Son unos mini bollitos fáciles de preparar, pero siguiendo algunos trucos, para mi importantes.
Tener todos los ingredientes listos y pesados.Trabajar la masa de manera rápida, la mantequilla ha de estar helada, no trabajarla demasiado, ya que con la temperatura de nuestras manos vamos a templarla.
La masa no se amasa, se mezcla integrando poco a poco con mimo hasta que nos quede una bola maleable.Es importante el reposo para que asienten bien los ingredientes.Al estirarla con el rodillo que sea de una manera suave, no presionando fuerte.Enharinar el molde elegido para darles forma, siempre es mejor un corta pasta de metal, porque estos cortan en limpio y no destrozan la masa.
El tiempo de horneado como siempre dependerá de cada horno, pero nos han de quedar ligeramente dorado, si se pasan de cocción quedarán secos y se pondrán pronto duros.
Los podemos conservar durante días en un bote hermético, pero para ello, deberéis de doblar las cantidades, porque vuelan.


Ingredientes

260 gr de harina de trigo
50 gr de azúcar
10 gr de levadura química
Una pizca de sal
75 gr de mantequilla muy fría
1 huevo batido
1 cdita de pasta de vainilla
120 ml de nata 35%MG

Elaboración

En un cuenco grande mezclamos la harina con el azúcar,la levadura y la sal.Incorporamos la mantequilla cortada a cubitos, mezclamos con la yema de los dedos hasta que nos quede una masa simulando unas migas.Reservar.
En otro cuenco mezclamos el huevo, la nata y la vainilla batiendo ligeramente.
Mezclamos ambos preparados, lo volcamos a la mesa de trabajo enharinada, vamos integrando la masa hasta formar una bola , la cubrimos con film transparente y dejamos reposar 20 minutos en la nevera.
Dividimos la masa en dos partes, y con cada una de ellas, estiraremos entre dos hojas de papel vegetal con la ayuda de un rodillo, sin presionar, solo estirar, le damos uno grosor de unos 4 cm.
Con un corta pastas le damos forma redonda, de unos 6 cm, más o menos.
Los llevamos al horno pre-calentado, pincelados previamente con leche, y horneamos unos 10-15 minutos hasta que alcancen un ligero color dorado.
Los dejamos enfriar sobre una rejilla.

Espero que os guste!!


11 comentarios:

  1. qué buenos te han quedado!! yo los tengo pendientes de hacer, creo que a cualquiera que le guste cocinar tiene que hacer esta receta porque sencillamente es una delicia

    ResponderEliminar
  2. Te han quedado preciosos! a mi siempre me recuerdan mis primeros viajes "sola" como estudiante cuando yo estando en París iba en Eurostar (eran sus primeros viajes, qué mayor me he hecho jejeje) a ver mis amigos estudiando en Londres :O)
    Five o'clock tea que me gusta repetir ahora con Polyanna, con mermelada de melocotón y azafrán por favor!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  3. Me encantan! La última vez que estuve por UK los comí de nueces y miel (era el scone del mes) y eran espectaculares :) Con la clotted cream y la mermelada mmmmm....

    ResponderEliminar
  4. No los probé nunca, pero estoy segura de que cuando los haga no me resistiré a rellenarlos también con dulce de leche, me encanta. Besiños.

    ResponderEliminar
  5. Te han quedado fantásticos, les tengo yo ganas a los scones, todo llegará.
    Ayer hice tus alfajores marplatenses, no puedo comparar porque no los había probado nunca, pero nos han encantado, seguí tu consejo de hornearlos solo 5 minutos, pronto los verás en el blog. Sabía que tu receta no fallaría. Gracias Silvia!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Te han quedado increibes. Yo no los he preparado nunca y ya va siendo hora . Un besazo.

    ResponderEliminar
  7. Te han quedado fantásticos, es un dulce que me encanta así que te cojo un par ahora que no me ve nadie.

    besos

    ResponderEliminar
  8. Buenos días Silvia, acabo de publicar tus alfajores. Gracias por la receta, están muy ricos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Ahora que tengo un ratico me he pasado por tu vera a ver que cosas ricas me he perdido. Que buena pinta todo y que bonito lo muestras. Cómo vas cielete? Yo echándote de menos y con ganas de volver a que nos echemos unas risas como las de la última noche en Barcelona que me lo pasé muy bien :-) un besazo guapa! Por cierto, he visto tu roscón en Facebook, espero que lo publiques porque tiene una pinta barbara :-) Otro besazo

    ResponderEliminar
  10. Les photos sont magnifiques. J'adore votre blog.

    ResponderEliminar
  11. Hola Silvia! Es la primera vez que me paso por tu cocina, y estos scones me han enamorado son una delicia, me quedo por tu cocina es maravillosa...
    Mil besos!!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu visita, por dejarme un comentario,que me alegra y valoro enormemente.
Si tienes dudas,no entiendes algo,no dudes en preguntar,contesto siempre,de modo individual a través del correo.Acepto sugerencias que me ayuden a mejorar.
Gracias por pasar por mi cocina,aunque lo hagas en silencio ;))

Cariños